Acción de Protección, Ilustrísima Corte de Apelaciones de San Miguel, “San Nicolás Norte I con San Nicolás Norte II”, Rol Protección – 5011 – 2019. Vulneración del artículo 19 N° 24 de la Constitución, derecho fundamental de propiedad.

Acción de Protección, Ilustrísima Corte de Apelaciones de San Miguel, “San Nicolás Norte I con San Nicolás Norte II”, Rol Protección – 5011 – 2019. Vulneración del artículo 19 N° 24 de la Constitución, derecho fundamental de propiedad.

Los condominios San Nicolás Norte I y San Nicolás Norte II se encuentran ubicados en la comuna de San Miguel y fueron construidos en predios colindantes, con un concepto de unificación de “espacios comunes” a través de servidumbre y con la finalidad de entregar un espacio más amplio para el goce de los residentes de ambos condominios, generando así un acceso común para dicho efecto. Sin embargo, la Administración de Condominio San Nicolás Norte II efectuó la construcción de rejas que limitaban el acceso de un condominio a otro, fundándose en razones de mala convivencia, supuesta delincuencia y desorden. Dicha construcción, que no fue materia de Asamblea Extraordinaria, limitaba a los residentes del primer condominio al acceso a salidas de emergencia, juegos infantiles y áreas verdes, además de coartar relaciones directas entre copropietarios de ambos recintos.

Para el caso, los Reglamentos de Copropiedad de ambos condominios reconocen una servidumbre, voluntaria (convencional) y recíproca, de la siguiente forma: I) San Nicolás Norte I, reconociendo que “Condominio San Nicolás Norte I contempla servidumbres recíprocas de tránsito peatonal, de destinación y de uso y goce exclusivo sobre los espacios comunes, en favor del lote colindante denominado Lote dos A uno que proviene de la misma subdivisión”; agregando luego que: “Cada uno de los condominios (…) tendrá un ámbito de competencia limitada respecto de los sectores gravados con las servidumbres señaladas precedentemente, no pudiendo afectarlas o modificarlas sin la autorización de la Asamblea de Copropietarios del condominio que haga las veces de predio dominante”. II) Por su parte, reconoce el Reglamento de San Nicolás Norte II que: “Se deja constancia que el Condominio San Nicolás Norte II contempla servidumbres recíprocas de tránsito peatonal, de destinación, de uso y goce exclusivo sobre los espacios comunes y sobre los juegos infantiles instalados en las áreas verdes del Lote veintiuno A, en favor del lote colindante, denominado Lote uno A uno que proviene de la misma subdivisión. Cada uno de los Condominios (…) tendrá un ámbito de competencia limitada respecto de los sectores grabados con las servidumbres señaladas precedentemente, no pudiendo afectarlas o modificarlas sin la autorización de la asamblea (…) que haga las veces de predio dominante”.

Fuera de las alegaciones de las partes, la Ilustrísima Corte de Apelaciones de San Miguel resolvió que el hecho de cerrar espacios comunes mediante una reja entre ambos condominios constituye una decisión unilateral y un acto de autotutela. La Corte acoge la acción interpuesta por haber entendido tanto ilegal como arbitrario el acto en cuestión; ilegal, por cuanto el mismo no cumplió con los requisitos de ley y reglamentarios para ser tal. Y arbitrario, por no encontrar razonable, proporcional y de finalidad los fundamentos aducidos por el recurrido para tal acto, a saber, por fundamentos de mala convivencia, supuesta delincuencia y desorden. Además, la Corte tuvo por constante la afectación al derecho fundamental de propiedad, toda vez que la reja se mantuvo en el tiempo. Finalmente, no se refirió directamente la misma a algunas alegaciones de la recurrida, tales como el que la sede para ventilar controversias de servidumbre es la civil (en este caso, una servidumbre voluntaria o convencional) y que no existiría un derecho indubitado.

No es extraño que la Ilustrísima Corte de Apelaciones de San Miguel haya fallado de tal forma. Y es que, en Derecho de Copropiedad, todo acto que produzca efectos jurídicos ha de encontrar una triple correlación: primero, con el Reglamento de Copropiedad; segundo, con la Ley de Copropiedad, su Reglamento y demás leyes pertinentes; y tercero, con nuestra Carta Magna. Además, claro está, de satisfacer un estándar de razonabilidad, atendiendo a una proporcionalidad y finalidad del acto. Y es interesante el asunto, pues el que una controversia acerca de una servidumbre voluntaria deba conocerse de acuerdo a un procedimiento civil no quita u obsta a que todo acto que limite el legítimo derecho de los copropietarios a su uso y goce afecte derechamente al derecho fundamental invocado. En esa línea, San Nicolás Norte II, para haber efectuado el hecho ventilado, tuvo que haber celebrado una Asamblea de Extraordinaria, según el artículo 17 de la Ley 19.537, requisito que exigen los Reglamentos citados de ambos condominios. Dicha fue la forma que convencionalmente acordaron ambas partes para que el predio dominante del caso – recordando que se trata de una servidumbre recíproca – pudiera alterar o modificar concretamente la servidumbre. Y en el fondo, suponiendo que dicha Asamblea hubiese sido celebrada, tampoco habría estado exenta de discusión, pues el predio sirviente del caso tendría igualmente – y al menos – la posibilidad de iniciar un procedimiento ordinario – dado que se trata de una servidumbre voluntaria y no hubo renuncia de acción – en pos de revertir la decisión de la Asamblea Extraordinaria. Nuevamente, nos encontramos con que, sobre todo en Derecho de Copropiedad, los temas no son tan simples como parecen. Por ello es que una buena redacción de los Reglamentos de Copropiedad es de soslayada importancia.

En suma, celebramos este acierto de la Corte, y esperamos que situaciones como la reseñada no continúen ocurriendo, pues merman de suyo una correcta convivencia entre los copropietarios de una Comunidad. Y por si fuera poco, actualmente es bastante común que nuevas construcciones de copropiedad aúnen condominios y/o bienes de dominio común; por ello, y para evitar futuras controversias y no mínimos gastos, es que un buen Reglamento de Copropiedad es fundamental.

Descarga el texto íntegro de la sentencia en este enlace.

1 comentario en “Acción de Protección, Ilustrísima Corte de Apelaciones de San Miguel, “San Nicolás Norte I con San Nicolás Norte II”, Rol Protección – 5011 – 2019. Vulneración del artículo 19 N° 24 de la Constitución, derecho fundamental de propiedad.”

  1. Buenas noche, pueden pasarme una multa, por que dice que mi hija toca el violin de noche y que corremos los muebles y ponemos musica y no es asi, me quiero reunir con el comite para que me expliquen, pero no me quieren responder, no tengo aviso en el libro de reclamos y nadie me quiere responder porque me multaron, ni la administradora responder. He pagado mis gastos comunes todos los meses, pero no la multa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba